The silent China

La segunda potencia del mundo no es una democracia y se llama China: Una realidad no tan lejana que nos afecta poderosamente, pero también se nos oculta y se nos censura.

Alibabá, Baidu, Weibo… Así es el internet chino

 

Más allá de la censura, China ha conseguido convertirse en una superpotencia de las redes y en el “mejor” referente a la hora de limitar la libertad de expresión, mediante la basta creación de una internet propia, capada, mutilada y eficiente.

Antes la censura tenía que ser de ámbito local, pero ahora internet es una absoluta ventana al mundo que, según para quién, conviene cerrar lo más fuerte posible.En China, desde hace años, tras expulsar a la mayoría de grandes corporaciones de servicios tecnológicos que todos conocemos, comenzó a amparar a otras plataformas que, previo paso por las dictatoriales normas del Gobierno chino, ofrecen un servicio muy similar.

Basta con darse un paseo por ellas para descubrir que el diseño y la experiencia de usuario en este tipo de webs brillan por su ausencia, pero la efectividad de su (controlado) servicio es idéntico al de las plataformas que nos acompañan a diario en la mayoría de países democráticos.

Baidu (Google)

El mejor ejemplo seguramente sea el de Baidu, el popular buscador que ‘sustituye’ a Google en aquel país. Una completa base de datos que, no obstante, no contiene ni el más mínimo contenido que no guste al Gobierno.

En cualquier caso, Baidu ofrece el acceso a toda la información que cualquier chino ortodoxo pueda necesitar en su día a día gracias a un motor de búsqueda que, en el aspecto tecnológico, poco tiene que envidiar al de cualquier otro buscador.

A favor de las descargas

Sin embargo, hay una curiosidad que sí hace diferente a Baidu: al contrario que la mayoría de buscador mundiales, el portal chino ofrece una opción de búsqueda exclusivamente dirigida a canciones y archivos musicales.

Y es que en el país de la censura se persiguen muchas cosas, pero la circulación digital de música no es una de ellas. De hecho, en 2007 varias discográficas multinacionales demandaron a Baidu por ofrecer este servicio, pero el Alto Tribunal de Pekín absolvió al buscador al argumentar que las descargas se producían desde plataformas de terceros, con los que Baidu no tenía responsabilidad penal.

En el Nasdaq desde 2005

El éxito de Baidu ha sido tal que, de hecho, la compañía cotiza en el Nasdaq. Su debut fue el 5 de agosto de 2005, donde sus acciones experimentaron una revalorización del 353% en apenas una sesión, llegando a un valor de 122,54 dólares.

A día de hoy, la imagen de Baidu en el Nasdaq es aún mejor, para desesperación de Google, que parece casi decidido a tirar la toalla en aquel país.

Weibo (Twitter)

Pero el universo tecnológico chino no se limita a los servicios básicos de un buscador, sino que va mucho más allá. Otro caso paradigmático es el deWeibo, una red social de microblogging que hace las veces de Twitter en aquel país y que en 2012 ya contaba con 368 millones de usuarios.

De hecho, su funcionamiento es prácticamente idéntico al de la plataforma del pajarito: los mensajes tienen un límite de 140 caracteres, se recurre a la arroba para mencionar a otro usuario, se puede retuitear publicaciones y marcar favoritos, etc.

Surgido tras los disturbios de Urumch

Los orígenes de Weibo (que actualmente también cotiza en bolsa) surgieron en 2009. Concretamente el 5 de julio, cuando los disturbios y la ola de violencia en Urumchi obligaron al Gobierno chino a bloquear varias redes sociales a las que estaban recurriendo los ciudadanos para informarse. Y entre esas redes estaba Twitter.

Apenas un mes después, SINA Corporation (uno de los gigantes tecnológicos del país) lanzó Weibo, que desde entonces se ha convertido en la red demicroblogging por excelencia merced a la popularidad alcanzada entre sus usuarios y, evidentemente, al férreo control que hace la plataforma analizando todas las publicaciones.

Renren (Facebook)

Y si China tiene su propio Twitter… ¿cómo no va a tener su propio Facebook? Pues lo tiene, claro que lo tiene, y se llama Renren.

Si bien Weibo ya guarda cierta similitud con Facebook, lo cierto es que es en Renren donde el parecido es casi idéntico, ya que esta plataforma dispone de casi las mismas herramientas que la red social fundada por Mark Zuckerberg. Ytambién cotiza en bolsa, por cierto, aunque a peor ritmo que Baidu o Weibo.

Otras dos alternativas

Sin embargo, los 160 millones de usuarios de Renren (según datos de 2011 facilitados por la propia compañía) no han conseguido instaurar la especie de monopolio que sí consiguieron Baidu y Weibo. De hecho, China cuenta hasta con dos alternativas a Renren medianamente asentadas.

Una es Kaixin001, que, con cerca de 100 millones de usuarios, está más centrada en el ámbito familiar y el sector de los juegos sociales. La otra esPengyou, un antiguo programa de mensajería instantánea que lleva unos años consolidando su red social gracias, sobre todo, a los usuarios de su anterior aplicación.

Youku (Youtube)

Y, cómo no, a China tampoco le podía faltar un portal online para vídeos de todo tipo. Y en este caso, su alternativa a Youtube se llama Youku.

Las labores de Youku son básicamente las mismas que las de Youtube, aunque con valor añadido: hace varios años que esta plataforma dio vía libre a sus usuarios para que subiesen vídeos de la longitud y el tamaño que quisieran.

Youku, el ‘YouTube chino’

Asociado con TV

Su andadura en este tiempo no ha sido para nada desacertada. De hecho, la plataforma no sólo ha conseguido popularidad en China, sino que su éxito está empezando a extrapolarse lentamente a otros países.

Y es que Youku no sólo se ha limitado a acoger vídeos caseros, sino que también alberga multitud de películas e incluso ha firmado un acuerdo comercial con una cadena de televisión, que se encarga de distribuir a nivel nacional varios de sus vídeos más exitosos.

Alibaba (Amazon)

Pero si hay una plataforma que ha destacado por encima de todas las demás a la hora de expandirse más allá de las fronteras chinas, esa tiene un nombre claro: Alibaba.

Y es que los números no mienten: sus acciones tienen un aumento sostenible y su valoración no para de crecer. De hecho, Alibaba empezó a cotizar en Wall Street en septiembre de 2014, recaudando cerca de 25.000 millones de dólares y convirtiéndose en la mayor OPV de la historia.

Alibaba, el ‘Amazon chino’

A la caza de Amazon

Alibaba es la única de las compañías de esta selección que puede presumir de haberse despegado de su exclusiva idiosincrasia china para conquistar el resto de mercados.

Y es que, a día de hoy, Alibaba está presente en medio mundo (si entramos a su web desde España nos lleva directamente a la versión en español) y está evolucionando a un ritmo que ha provocado el recelo de Amazon, que actualmente sigue siendo el rey absoluto del comercio electrónico, pero que cada vez mira más de reojo a su vecino oriental.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 21 octubre, 2015 por en Firewall, Medios de Comunicación y etiquetada con , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: